Abierto el registro al Programa «SPC 16» hasta el 18 de Abril.

Abierto el registro al Programa «SPC 16» hasta el 18 de Abril.

Abierto el registro al Programa «SPC 16» hasta el 18 de Abril.

La próxima oportunidad para sumarte

estará disponible

del 1 al 5 de diciembre

QUIERO - NO QUIERO tener hijos

QUIERO - NO QUIERO tener hijos

QUIERO - NO QUIERO tener hijos

QUIERO - NO QUIERO tener hijos

|

Edición #13

|

14 mar 2024

|

Edición #13

|

14 mar 2024

|

Edición #13

|

14 mar 2024

|

Edición #13

|

14 mar 2024

El famoso “instinto materno” antes de ser madres… ¿existe?

Los hombres que sí quieren ser padres qué tienen… ¿instinto paterno?

Eso de querer tener hijos… ¿de dónde sale?

Y ¿qué hay detrás del NO querer tenerlos?

La vida SIN hijos

Recientemente vi un corto ​documental llamado ChildFree en el que una mujer llamada Anabela Salcedo, videofotógrafo, recoge testimonios de mujeres alrededor del mundo en los que dan sus razones para no tener hijos.

-

⚠️ Antes de seguir aclaro que estoy ABSOLUTA Y COMPLETAMENTE a favor de que la verdad teórica y práctica de algunas mujeres y hombres sea no tener hijos.

De hecho, desearía que algunas personas no lo hubiesen sido.

-

Qué valioso es usar los recursos disponibles para usar nuestra voz, cuestionar el status quo, romper ilusiones heredadas, y elevar las conversaciones.

Aplaudo los esfuerzos y las propuestas que inviten a la reflexión, la curiosidad, y el debate sano.

-

Detrás hay más, mucho más

Usando el documental como hilo conductor, en mi comunidad ​«Divenire»​ abrí el espacio para profundizar en el tema porque en lo personal, el enfoque del documental —valioso como es— se me quedó corto.

Muchas de las razones desde las que las entrevistadas expresan su legítimo derecho a no querer ser madres, me hace pensar que hay más, mucho más para indagar.

De investigar en ello, la respuesta podría ser diferente.

Aún si fuera la misma, podrían abrirse caminos de sanación del equipaje emocional que quizá hay detrás de esas razones.

Algunas de los argumentos que legítimamente dan estas mujeres, incluyen:

“Pienso en la maternidad y no me genera energía de vida.”

“No recuerdo haber sentido instinto maternal.”

“Siento que es una responsabilidad gigante.”

“No necesito tener un bebé para demostrar que sí soy mujer.”

“No quiero dejar de ser yo.”

“Nunca sentí ser mamá.”

“Una mujer no necesita un hijo para ser feliz.”

“No quiero repetir la historia de mi mamá.”

“Tenía miedo de convertirme en mi mamá.”

“El trauma más común para no ser madre, es haber sido hija de una mala madre.”

-

(Paréntesis)

Yo tampoco sentí “energía de vida” al pensar en la maternidad.

Ni sentí el famoso “instinto maternal”.

Ni pensaba en tener hijos como una “cajita que llenar”.

Ni creía que necesitaba un hijo “para ser feliz”.

Ni quería repetir la historia de mi mamá.

… y mucho menos creo que hayan “malas madres”.

Aún así, a mis 36 años, dejé de tomar las pastillas anticonceptivas (que desearía haber nunca tomado porque son una mierda disruptora del sistema hormonal) y dije: “Voy a ser mamá”.

Es decir, mi postura —similar a la de muchas de las entrevistadas en el documental— podría haber sido considerada válida para decidir no tener hijos.

Sin embargo no fue un impedimento para eventualmente decidir ser mamá.

-

Insisto, porque no quiero interpretaciones distorsionadas de mi opinión acerca de legítimo derecho a desear o no tener hijos:

🚫 Ser mamá (o papá) no es para todo el mundo. Celebro que haya gente que no lo sea. A lo que invito es a la indagación del origen de los planteamientos que nos hacemos para respaldar nuestras decisiones.
-

No es lo mismo

Muchas de las respuestas de las entrevistadas expresan el deseo de evitar, esquivar, librarse o apartarse de algo indeseado.

La presencia de lo que no se quiere es predominante.

Curiosamente, el slogan del documental es «Live the life you want» —Vive la vida que quieres.

Hacer algo porque quiero evitar una experiencia, no es igual que hacerlo porque quiero promover otras.

El evitar puede estar motivado por el miedo, la incomodidad o la incapacidad de enfrentar una situación o emoción desagradable.

¿Que no en todos los casos será así?

Sin duda.

Pero vale el esfuerzo investigar qué hay detrás de una decisión significativa que busca EVITAR algo.

-

Ir hacia

En los mismos días que vi el documental me topé con este ​corto Reel de 3min en Instagram​ que me resulta sano en lo individual —y por extensión, en lo colectivo.

La mayoría de sus razones apuntan a lo que ella quiere hacer y cómo quiere vivir su vida sin hijos.

Conozco lo mínimo de esta mujer, ignoro su postura filosófica, historia y detalles de vida.

Así que solo respaldo la claridad de su mensaje en ese post en específico.

-

«La sociedad»

En lugar de pelearnos con lo que la sociedad exige, demanda, impone, etc., y querer rebelarnos… es importante cuestionar la autoridad que le damos a sus mandatos.

Y… muy importante, indagar en la mirada desde la que definimos e interpretamos —así como desde la que aceptamos o rechazamos— dicha sociedad.

¿Desde qué espacio intelectual y emocional le doy poder?

¿Qué tanto de mi historia personal afecta la manera en que conceptualizo la sociedad?

¿Hay una sola postura en la sociedad?

¿Ante qué, exactamente, me quiero rebelar?

¿Por qué? ¿Qué me mueve a esa oposición?

¿De qué maneras opero incoherentemente ante la sociedad, es decir, ante qué no estoy internamente de acuerdo pero aún así “le hago caso”?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que nací?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que vivo?

-

Sí, no, maybe

En «​Divenire​» hay mujeres y hombres con y sin hijos. Hay quienes quieren eventualmente tener hijos, quienes no y quienes aún no lo tienen claro.

La comunidad es un espacio no solo para explorar nuestra relación con la parentalidad sino con nuestra hijez.

Porque nuestra crianza influye en todo en nuestra vida adulta.

Si quieres explorar una comunidad con guía y apoyo práctico, profundo y sabio para navegar los desafíos cotidianos de la crianza, te recuerdo que te puedes sumar solo los primeros cinco días de cada mes.

Explora la info → ​aquí​.

-

Te envío un fuerte abrazo desde mis veinte y un años de maternidad, tan fascinante como legítimamente desafiante y agotadora.

Evelyn

El famoso “instinto materno” antes de ser madres… ¿existe?

Los hombres que sí quieren ser padres qué tienen… ¿instinto paterno?

Eso de querer tener hijos… ¿de dónde sale?

Y ¿qué hay detrás del NO querer tenerlos?

La vida SIN hijos

Recientemente vi un corto ​documental llamado ChildFree en el que una mujer llamada Anabela Salcedo, videofotógrafo, recoge testimonios de mujeres alrededor del mundo en los que dan sus razones para no tener hijos.

-

⚠️ Antes de seguir aclaro que estoy ABSOLUTA Y COMPLETAMENTE a favor de que la verdad teórica y práctica de algunas mujeres y hombres sea no tener hijos.

De hecho, desearía que algunas personas no lo hubiesen sido.

-

Qué valioso es usar los recursos disponibles para usar nuestra voz, cuestionar el status quo, romper ilusiones heredadas, y elevar las conversaciones.

Aplaudo los esfuerzos y las propuestas que inviten a la reflexión, la curiosidad, y el debate sano.

-

Detrás hay más, mucho más

Usando el documental como hilo conductor, en mi comunidad ​«Divenire»​ abrí el espacio para profundizar en el tema porque en lo personal, el enfoque del documental —valioso como es— se me quedó corto.

Muchas de las razones desde las que las entrevistadas expresan su legítimo derecho a no querer ser madres, me hace pensar que hay más, mucho más para indagar.

De investigar en ello, la respuesta podría ser diferente.

Aún si fuera la misma, podrían abrirse caminos de sanación del equipaje emocional que quizá hay detrás de esas razones.

Algunas de los argumentos que legítimamente dan estas mujeres, incluyen:

“Pienso en la maternidad y no me genera energía de vida.”

“No recuerdo haber sentido instinto maternal.”

“Siento que es una responsabilidad gigante.”

“No necesito tener un bebé para demostrar que sí soy mujer.”

“No quiero dejar de ser yo.”

“Nunca sentí ser mamá.”

“Una mujer no necesita un hijo para ser feliz.”

“No quiero repetir la historia de mi mamá.”

“Tenía miedo de convertirme en mi mamá.”

“El trauma más común para no ser madre, es haber sido hija de una mala madre.”

-

(Paréntesis)

Yo tampoco sentí “energía de vida” al pensar en la maternidad.

Ni sentí el famoso “instinto maternal”.

Ni pensaba en tener hijos como una “cajita que llenar”.

Ni creía que necesitaba un hijo “para ser feliz”.

Ni quería repetir la historia de mi mamá.

… y mucho menos creo que hayan “malas madres”.

Aún así, a mis 36 años, dejé de tomar las pastillas anticonceptivas (que desearía haber nunca tomado porque son una mierda disruptora del sistema hormonal) y dije: “Voy a ser mamá”.

Es decir, mi postura —similar a la de muchas de las entrevistadas en el documental— podría haber sido considerada válida para decidir no tener hijos.

Sin embargo no fue un impedimento para eventualmente decidir ser mamá.

-

Insisto, porque no quiero interpretaciones distorsionadas de mi opinión acerca de legítimo derecho a desear o no tener hijos:

🚫 Ser mamá (o papá) no es para todo el mundo. Celebro que haya gente que no lo sea. A lo que invito es a la indagación del origen de los planteamientos que nos hacemos para respaldar nuestras decisiones.
-

No es lo mismo

Muchas de las respuestas de las entrevistadas expresan el deseo de evitar, esquivar, librarse o apartarse de algo indeseado.

La presencia de lo que no se quiere es predominante.

Curiosamente, el slogan del documental es «Live the life you want» —Vive la vida que quieres.

Hacer algo porque quiero evitar una experiencia, no es igual que hacerlo porque quiero promover otras.

El evitar puede estar motivado por el miedo, la incomodidad o la incapacidad de enfrentar una situación o emoción desagradable.

¿Que no en todos los casos será así?

Sin duda.

Pero vale el esfuerzo investigar qué hay detrás de una decisión significativa que busca EVITAR algo.

-

Ir hacia

En los mismos días que vi el documental me topé con este ​corto Reel de 3min en Instagram​ que me resulta sano en lo individual —y por extensión, en lo colectivo.

La mayoría de sus razones apuntan a lo que ella quiere hacer y cómo quiere vivir su vida sin hijos.

Conozco lo mínimo de esta mujer, ignoro su postura filosófica, historia y detalles de vida.

Así que solo respaldo la claridad de su mensaje en ese post en específico.

-

«La sociedad»

En lugar de pelearnos con lo que la sociedad exige, demanda, impone, etc., y querer rebelarnos… es importante cuestionar la autoridad que le damos a sus mandatos.

Y… muy importante, indagar en la mirada desde la que definimos e interpretamos —así como desde la que aceptamos o rechazamos— dicha sociedad.

¿Desde qué espacio intelectual y emocional le doy poder?

¿Qué tanto de mi historia personal afecta la manera en que conceptualizo la sociedad?

¿Hay una sola postura en la sociedad?

¿Ante qué, exactamente, me quiero rebelar?

¿Por qué? ¿Qué me mueve a esa oposición?

¿De qué maneras opero incoherentemente ante la sociedad, es decir, ante qué no estoy internamente de acuerdo pero aún así “le hago caso”?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que nací?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que vivo?

-

Sí, no, maybe

En «​Divenire​» hay mujeres y hombres con y sin hijos. Hay quienes quieren eventualmente tener hijos, quienes no y quienes aún no lo tienen claro.

La comunidad es un espacio no solo para explorar nuestra relación con la parentalidad sino con nuestra hijez.

Porque nuestra crianza influye en todo en nuestra vida adulta.

Si quieres explorar una comunidad con guía y apoyo práctico, profundo y sabio para navegar los desafíos cotidianos de la crianza, te recuerdo que te puedes sumar solo los primeros cinco días de cada mes.

Explora la info → ​aquí​.

-

Te envío un fuerte abrazo desde mis veinte y un años de maternidad, tan fascinante como legítimamente desafiante y agotadora.

Evelyn

El famoso “instinto materno” antes de ser madres… ¿existe?

Los hombres que sí quieren ser padres qué tienen… ¿instinto paterno?

Eso de querer tener hijos… ¿de dónde sale?

Y ¿qué hay detrás del NO querer tenerlos?

La vida SIN hijos

Recientemente vi un corto ​documental llamado ChildFree en el que una mujer llamada Anabela Salcedo, videofotógrafo, recoge testimonios de mujeres alrededor del mundo en los que dan sus razones para no tener hijos.

-

⚠️ Antes de seguir aclaro que estoy ABSOLUTA Y COMPLETAMENTE a favor de que la verdad teórica y práctica de algunas mujeres y hombres sea no tener hijos.

De hecho, desearía que algunas personas no lo hubiesen sido.

-

Qué valioso es usar los recursos disponibles para usar nuestra voz, cuestionar el status quo, romper ilusiones heredadas, y elevar las conversaciones.

Aplaudo los esfuerzos y las propuestas que inviten a la reflexión, la curiosidad, y el debate sano.

-

Detrás hay más, mucho más

Usando el documental como hilo conductor, en mi comunidad ​«Divenire»​ abrí el espacio para profundizar en el tema porque en lo personal, el enfoque del documental —valioso como es— se me quedó corto.

Muchas de las razones desde las que las entrevistadas expresan su legítimo derecho a no querer ser madres, me hace pensar que hay más, mucho más para indagar.

De investigar en ello, la respuesta podría ser diferente.

Aún si fuera la misma, podrían abrirse caminos de sanación del equipaje emocional que quizá hay detrás de esas razones.

Algunas de los argumentos que legítimamente dan estas mujeres, incluyen:

“Pienso en la maternidad y no me genera energía de vida.”

“No recuerdo haber sentido instinto maternal.”

“Siento que es una responsabilidad gigante.”

“No necesito tener un bebé para demostrar que sí soy mujer.”

“No quiero dejar de ser yo.”

“Nunca sentí ser mamá.”

“Una mujer no necesita un hijo para ser feliz.”

“No quiero repetir la historia de mi mamá.”

“Tenía miedo de convertirme en mi mamá.”

“El trauma más común para no ser madre, es haber sido hija de una mala madre.”

-

(Paréntesis)

Yo tampoco sentí “energía de vida” al pensar en la maternidad.

Ni sentí el famoso “instinto maternal”.

Ni pensaba en tener hijos como una “cajita que llenar”.

Ni creía que necesitaba un hijo “para ser feliz”.

Ni quería repetir la historia de mi mamá.

… y mucho menos creo que hayan “malas madres”.

Aún así, a mis 36 años, dejé de tomar las pastillas anticonceptivas (que desearía haber nunca tomado porque son una mierda disruptora del sistema hormonal) y dije: “Voy a ser mamá”.

Es decir, mi postura —similar a la de muchas de las entrevistadas en el documental— podría haber sido considerada válida para decidir no tener hijos.

Sin embargo no fue un impedimento para eventualmente decidir ser mamá.

-

Insisto, porque no quiero interpretaciones distorsionadas de mi opinión acerca de legítimo derecho a desear o no tener hijos:

🚫 Ser mamá (o papá) no es para todo el mundo. Celebro que haya gente que no lo sea. A lo que invito es a la indagación del origen de los planteamientos que nos hacemos para respaldar nuestras decisiones.
-

No es lo mismo

Muchas de las respuestas de las entrevistadas expresan el deseo de evitar, esquivar, librarse o apartarse de algo indeseado.

La presencia de lo que no se quiere es predominante.

Curiosamente, el slogan del documental es «Live the life you want» —Vive la vida que quieres.

Hacer algo porque quiero evitar una experiencia, no es igual que hacerlo porque quiero promover otras.

El evitar puede estar motivado por el miedo, la incomodidad o la incapacidad de enfrentar una situación o emoción desagradable.

¿Que no en todos los casos será así?

Sin duda.

Pero vale el esfuerzo investigar qué hay detrás de una decisión significativa que busca EVITAR algo.

-

Ir hacia

En los mismos días que vi el documental me topé con este ​corto Reel de 3min en Instagram​ que me resulta sano en lo individual —y por extensión, en lo colectivo.

La mayoría de sus razones apuntan a lo que ella quiere hacer y cómo quiere vivir su vida sin hijos.

Conozco lo mínimo de esta mujer, ignoro su postura filosófica, historia y detalles de vida.

Así que solo respaldo la claridad de su mensaje en ese post en específico.

-

«La sociedad»

En lugar de pelearnos con lo que la sociedad exige, demanda, impone, etc., y querer rebelarnos… es importante cuestionar la autoridad que le damos a sus mandatos.

Y… muy importante, indagar en la mirada desde la que definimos e interpretamos —así como desde la que aceptamos o rechazamos— dicha sociedad.

¿Desde qué espacio intelectual y emocional le doy poder?

¿Qué tanto de mi historia personal afecta la manera en que conceptualizo la sociedad?

¿Hay una sola postura en la sociedad?

¿Ante qué, exactamente, me quiero rebelar?

¿Por qué? ¿Qué me mueve a esa oposición?

¿De qué maneras opero incoherentemente ante la sociedad, es decir, ante qué no estoy internamente de acuerdo pero aún así “le hago caso”?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que nací?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que vivo?

-

Sí, no, maybe

En «​Divenire​» hay mujeres y hombres con y sin hijos. Hay quienes quieren eventualmente tener hijos, quienes no y quienes aún no lo tienen claro.

La comunidad es un espacio no solo para explorar nuestra relación con la parentalidad sino con nuestra hijez.

Porque nuestra crianza influye en todo en nuestra vida adulta.

Si quieres explorar una comunidad con guía y apoyo práctico, profundo y sabio para navegar los desafíos cotidianos de la crianza, te recuerdo que te puedes sumar solo los primeros cinco días de cada mes.

Explora la info → ​aquí​.

-

Te envío un fuerte abrazo desde mis veinte y un años de maternidad, tan fascinante como legítimamente desafiante y agotadora.

Evelyn

El famoso “instinto materno” antes de ser madres… ¿existe?

Los hombres que sí quieren ser padres qué tienen… ¿instinto paterno?

Eso de querer tener hijos… ¿de dónde sale?

Y ¿qué hay detrás del NO querer tenerlos?

La vida SIN hijos

Recientemente vi un corto ​documental llamado ChildFree en el que una mujer llamada Anabela Salcedo, videofotógrafo, recoge testimonios de mujeres alrededor del mundo en los que dan sus razones para no tener hijos.

-

⚠️ Antes de seguir aclaro que estoy ABSOLUTA Y COMPLETAMENTE a favor de que la verdad teórica y práctica de algunas mujeres y hombres sea no tener hijos.

De hecho, desearía que algunas personas no lo hubiesen sido.

-

Qué valioso es usar los recursos disponibles para usar nuestra voz, cuestionar el status quo, romper ilusiones heredadas, y elevar las conversaciones.

Aplaudo los esfuerzos y las propuestas que inviten a la reflexión, la curiosidad, y el debate sano.

-

Detrás hay más, mucho más

Usando el documental como hilo conductor, en mi comunidad ​«Divenire»​ abrí el espacio para profundizar en el tema porque en lo personal, el enfoque del documental —valioso como es— se me quedó corto.

Muchas de las razones desde las que las entrevistadas expresan su legítimo derecho a no querer ser madres, me hace pensar que hay más, mucho más para indagar.

De investigar en ello, la respuesta podría ser diferente.

Aún si fuera la misma, podrían abrirse caminos de sanación del equipaje emocional que quizá hay detrás de esas razones.

Algunas de los argumentos que legítimamente dan estas mujeres, incluyen:

“Pienso en la maternidad y no me genera energía de vida.”

“No recuerdo haber sentido instinto maternal.”

“Siento que es una responsabilidad gigante.”

“No necesito tener un bebé para demostrar que sí soy mujer.”

“No quiero dejar de ser yo.”

“Nunca sentí ser mamá.”

“Una mujer no necesita un hijo para ser feliz.”

“No quiero repetir la historia de mi mamá.”

“Tenía miedo de convertirme en mi mamá.”

“El trauma más común para no ser madre, es haber sido hija de una mala madre.”

-

(Paréntesis)

Yo tampoco sentí “energía de vida” al pensar en la maternidad.

Ni sentí el famoso “instinto maternal”.

Ni pensaba en tener hijos como una “cajita que llenar”.

Ni creía que necesitaba un hijo “para ser feliz”.

Ni quería repetir la historia de mi mamá.

… y mucho menos creo que hayan “malas madres”.

Aún así, a mis 36 años, dejé de tomar las pastillas anticonceptivas (que desearía haber nunca tomado porque son una mierda disruptora del sistema hormonal) y dije: “Voy a ser mamá”.

Es decir, mi postura —similar a la de muchas de las entrevistadas en el documental— podría haber sido considerada válida para decidir no tener hijos.

Sin embargo no fue un impedimento para eventualmente decidir ser mamá.

-

Insisto, porque no quiero interpretaciones distorsionadas de mi opinión acerca de legítimo derecho a desear o no tener hijos:

🚫 Ser mamá (o papá) no es para todo el mundo. Celebro que haya gente que no lo sea. A lo que invito es a la indagación del origen de los planteamientos que nos hacemos para respaldar nuestras decisiones.
-

No es lo mismo

Muchas de las respuestas de las entrevistadas expresan el deseo de evitar, esquivar, librarse o apartarse de algo indeseado.

La presencia de lo que no se quiere es predominante.

Curiosamente, el slogan del documental es «Live the life you want» —Vive la vida que quieres.

Hacer algo porque quiero evitar una experiencia, no es igual que hacerlo porque quiero promover otras.

El evitar puede estar motivado por el miedo, la incomodidad o la incapacidad de enfrentar una situación o emoción desagradable.

¿Que no en todos los casos será así?

Sin duda.

Pero vale el esfuerzo investigar qué hay detrás de una decisión significativa que busca EVITAR algo.

-

Ir hacia

En los mismos días que vi el documental me topé con este ​corto Reel de 3min en Instagram​ que me resulta sano en lo individual —y por extensión, en lo colectivo.

La mayoría de sus razones apuntan a lo que ella quiere hacer y cómo quiere vivir su vida sin hijos.

Conozco lo mínimo de esta mujer, ignoro su postura filosófica, historia y detalles de vida.

Así que solo respaldo la claridad de su mensaje en ese post en específico.

-

«La sociedad»

En lugar de pelearnos con lo que la sociedad exige, demanda, impone, etc., y querer rebelarnos… es importante cuestionar la autoridad que le damos a sus mandatos.

Y… muy importante, indagar en la mirada desde la que definimos e interpretamos —así como desde la que aceptamos o rechazamos— dicha sociedad.

¿Desde qué espacio intelectual y emocional le doy poder?

¿Qué tanto de mi historia personal afecta la manera en que conceptualizo la sociedad?

¿Hay una sola postura en la sociedad?

¿Ante qué, exactamente, me quiero rebelar?

¿Por qué? ¿Qué me mueve a esa oposición?

¿De qué maneras opero incoherentemente ante la sociedad, es decir, ante qué no estoy internamente de acuerdo pero aún así “le hago caso”?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que nací?

¿Qué tan libre me creo de la influencia de la sociedad en la que vivo?

-

Sí, no, maybe

En «​Divenire​» hay mujeres y hombres con y sin hijos. Hay quienes quieren eventualmente tener hijos, quienes no y quienes aún no lo tienen claro.

La comunidad es un espacio no solo para explorar nuestra relación con la parentalidad sino con nuestra hijez.

Porque nuestra crianza influye en todo en nuestra vida adulta.

Si quieres explorar una comunidad con guía y apoyo práctico, profundo y sabio para navegar los desafíos cotidianos de la crianza, te recuerdo que te puedes sumar solo los primeros cinco días de cada mes.

Explora la info → ​aquí​.

-

Te envío un fuerte abrazo desde mis veinte y un años de maternidad, tan fascinante como legítimamente desafiante y agotadora.

Evelyn

Cada otro jueves, nuevas reflexiones sobre hijez y parentalidad consciente para seguir conectando a tu sabiduría.

Cada otro jueves, nuevas reflexiones sobre hijez y parentalidad consciente para seguir conectando a tu sabiduría.

Cada otro jueves, nuevas reflexiones sobre hijez y parentalidad consciente para seguir conectando a tu sabiduría.

Cada otro jueves, nuevas reflexiones sobre hijez y parentalidad consciente para seguir conectando a tu sabiduría.